Hallan mujer muerta en Plaza Cultura

Un periodismo al servicio de la verdad, porque el opresor, no fuera tan fuerte, si no tuviese "cómplices entre los propios OPRIMIDOS".

Hallan mujer muerta en Plaza Cultura

Palacio de la Policía Nacional

Santo Domingo.-  La aplicación de la tarifa de transición que comenzará a implementar la Superintendencia de Electricidad, con aumentos sostenidos y escalonados, a ser aplicados trimestralmente a partir de este noviembre, tendrá un impacto devastador y demoledor en las clases bajas y media, que son las que consumen menos de 300 kilovatios hora al mes”, afirmó el ingeniero Bernardo Castellanos.

Indicó que “mientras al mismo tiempo se produce un aumento insignificante, ridículo, pírrico o disminución, a las clases altas, los que más pueden y tienen, que son los que consumen más de 700 kilovatios hora al mes”.

Opinó que “cuando finalice el periodo de transición establecido para el aumento de la tarifa eléctrica, los consumidores de 300 kilovatios hora al mes o menos, que representan el 90% de los clientes de las distribuidoras, alrededor de un millón ochocientos mil clientes, equivalentes a un rango de personas entre siete  y nueve  millones, la tarifa eléctrica para esos clientes, sufrirá un aumento de cerca de un 200%, al pasar de un pago de 4.44 pesos por kilovatio hora, a más de 11 pesos por kilovatio hora”.

“Mientras que a los clientes que consumen más de  (700 kilovatios horas al mes, que tan solo representan el 5% de los clientes de las distribuidoras, unos cien mil clientes, su factura en el mejor de los casos, sufrirá un aumento marginal, pírrico, insignificante, o disminuirá”, afirmó.

De acuerdo con Castellanos, “esta decisión de las autoridades y funcionarios del sector eléctrico, que incluye la Superintendencia de Electricidad, Ministerio de Energía y Minas y el Consejo Unificado de las Distribuidoras, producirá un impacto devastador y demoledor en las finanzas y economía familiar de los que menos tienen y pueden, para favorecer a los que más tienen y pueden, desencadenando a su vez, una espiral inflacionaria, pues ese impacto devastador y demoledor, también afectara a los pequeños y medianos negocios y comercios, lo que los obligara a aumentar el precio de los bienes y servicios que comercializan”.

“Todas las personas que han estado vinculadas al sector eléctrico, saben que cuando se produce un aumento en la tarifa eléctrica, bajo la excusa y pretexto de aumentar los ingresos de las distribuidoras, lo que ocurre en la realidad es que, debido a la alta vulnerabilidad y debilidad del sistema de distribución a los fraudes y robos de energía, las perdidas en vez de disminuir, aumentan significativamente”, dijo.

Fuente: El Nacional 

Comentarios