Abinader promulga Ley de Aduanas

Un periodismo al servicio de la verdad, porque el opresor, no fuera tan fuerte, si no tuviese "cómplices entre los propios OPRIMIDOS".

Abinader promulga Ley de Aduanas

El presidente, Luis Abinader, dio a conocer esta tarde  la nueva Ley de Aduanas, que busca eficientizar, modernizar y adaptar la anterior a las normas y estándares internacionales, conformes a la realidad de la legislación nacional.

El mandatario dijo que  con la promulgación de esta ley dan un paso contundente a la promesa que hizo  de recuperar la economía y dinamizar el comercio, a fin de lograr más oportunidades para todos los dominicanos.

Indicó que la nueva ley es gracias al trabajo en conjunto del Congreso de la República, la Dirección General de Aduanas, así como de los sectores públicos y privados.

«Estamos dotando al país de una legislación aduanera moderna que le da mayor racionalidad al sistema tributario nacional y al marco regulatorio del comercio internacional», precisó el man datación.

La nueva legislación busca regular 13 operadores aduanales.

Indicó que con la nueva ley de Aduanas hay dos aspectos fundamentales: uno que trata de romper con todos los obstáculos, como lo era el marco regulatorio aduanero hasta hoy vigente. 

Dijo el mandatario que cumplido un año del gobierno pone a fin a una larga espera de casi cuatro décadas de intentos de modificación a la antigua Ley de Aduanas, una regulación totalmente desactualizada de la realidad del comercio local e internacional, que data del año 1953.

Indicó que a  lo largo de este tiempo, el comercio internacional ha evolucionado de manera cualitativa y cuantitativa; las regulaciones del quehacer aduanero se han visto impactadas por el desarrollo de nuevas tecnologías relacionadas con el transporte, la logística de distribución física internacional de bienes, entre otras cosas, así como por la creación de nuevos organismos internacionales que tutelan o inciden en el comercio exterior. 

Sostuvo que adicionalmente, el aumento de las operaciones de compra y venta internacional han generado escasez de medios y unidades de transporte, congestionamientos en puertos, aeropuertos y pasos fronterizos terrestres, lo que ha impulsado a los actores a crear procedimientos y regímenes aduaneros ágiles para el despacho de mercancías.

«Todo esto hacía injustificable que la República Dominicana no contara con una ley acorde a los nuevos tiempos», precisó el mandatario. 

Manifestó que con esa reforma, se siguen los lineamientos de política comercial establecidos por la Organización Mundial de Comercio y otros organismos internacionales, pretendiendo alcanzar un mayor grado de simplificación y armonización de los sistemas y ordenamientos aduaneros, eliminando engorrosos trámites, en general burocráticos, la discrecionalidad y vacíos legislativos que afectaban la integridad de la operatividad de la aduana dominicana.

«Todo esto en aras de que el despacho se traduzca en una operación normal en el retiro de mercancías, contribuyendo así al fortalecimiento institucional, a la mejora de los índices de competitividad y al programa burocracia cero, creando un ambiente propicio con mayor seguridad jurídica para fomentar la inversión local y extranjera».

Estoy confiado en que la promulgación de esta ley apoyará los esfuerzos que de manera sobresaliente está coordinando la Dirección General de Aduanas para despachar en tiempo récord las mercancías de nuestros puertos, aeropuertos, pasos fronterizos y toda zona primaria aduanera, pero sobre todo, de convertir a la República Dominicana en un Hub Logístico Regional de clase mundial.

El jefe de Estado agradeció a todos los  que han trabajado con perseverancia y entrega, aportando para que esta ley sea hoy una realidad. «Esta es una muestra fehaciente de nuestro compromiso con la institucionalidad, la modernización del Estado dominicano, el desarrollo económico de la nación y sobre todo, el progreso del pueblo dominicano», precisó.

La nueva ley adapta la legislación aduanera con los acuerdos internacionales comerciales y aduanales suscritos por el país en los últimos 30 años y reduce la discrecionalidad  del director de la DGA

La pieza fue sometida por el legislador oficialista, Alexis Victoria Yeb, vía el Senado de la República y posteriormente fue convertida en ley por la Cámara de Diputados.

La Ley de Aduanas, está compuesta por 420 artículos destinados a regular el régimen aduanero dominicano, estableciendo las distintas directrices sobre las cuales se sustentará la institución. El nuevo texto legal tiene como objetivo modernizar y hacer más segura la DGA, así como tener una norma más exclusiva, aumentar la seguridad y el control de mercancía.

El director de la Dirección General de Aduanas, Sanz Lovatón expresó que este es uno de los grandes logros que pretende alcanzar en su gestión al frente de la institución, y que esta nueva ley representa un avance hacia convertir a República Dominicana en el Hub logístico de la región.

“La promulgación de esta nueva ley es otra meta alcanzada, impulsada por la actual gestión, que desde el primer día ha generado la confianza que se necesitaba para trabajar unidos en favor del avance y desarrollo de nuestro país. Agradecemos a la Cámara de Diputados, al Senado y al presidente, Luis Abinader, por hacer de esta nueva ley una realidad.”, resaltó Sanz Lovatón.

El presidente Luis Abinader junto a la vicepresidenta Rafael Peña, el presidente del Senado, Eduardo Estrella y funcionarios del gobierno durante el acto de promulgación de la ley de Aduanas.

De su lado, el presidente Luis Abinader, valoró esta nueva iniciativa legislativa que servirá para implementar más controles, y colocar al país a la altura de otras naciones en materia de comercio internacional.

Dijo a su vez, que con esta revolucionaria reforma se pretende alcanzar un mayor grado de simplificación y armonización en los regímenes y procedimientos aduaneros, eliminando así, engorrosos trámites burocráticos que afectan la integridad y la operatividad aduanera.

“Esta ley da mayor seguridad jurídica a los actores del comercio, ya que elimina discrecionalidades, y la misma, está estructurada  sobre la base de una secuencia lógica, excluyendo la dispersión hasta hoy existente, se legisló con rigor técnico  sobre el nacimiento de la obligación tributaria aduanera  y sus regímenes, haciéndola compatible con los lineamientos de política comercial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), entre otros aspectos no menos relevantes”, expresó el mandatario.    

Fuente: El Nacional

Comentarios