Las encuestas políticas juegan un papel decisivo

Ruddy L. González
Especial para Listín Diario
Santo Domingo, RD
La polarización cada vez más acentuada del voto para la consulta del 5 de julio entre los candidatos presidenciales Gonzalo Castillo y Luis Abinader, según las encuestas, presenta un escenario tan cerrado que aunque ambos proyectos propalan garantías de triunfo primera vuelta, todo apunta a un balotaje, el 26 de julio. Las encuestas presentan un escenario de uno/dos puntos a favor de Luis, de uno/dos puntos a favor de Gonzalo. Ambos coqueteando la mitad de los 40.
Esta polarización ha sumido, a su vez, a Leonel Fernández en un lejano tercer lugar, en que las encuestas lo proyectan con una votación por debajo de los dos dígitos.
Las encuestas están ahí. Juegan un papel fundamental en un escenario sui generis matizado por los rigores de una nueva Ley de Partidos, la celebración de primarias, la división de las elecciones en municipales –abortadas en febrero por irregularidades en el proceso y realizadas en marzo en medio de grandes tensiones y protestas- y presidenciales-congresuales pospuestas del 17 de mayo al 5 de Julio debido a los efectos de la pandemia del coronavirus, que ha cambiado por completo la vida de los dominicanos y, por tanto, la forma de hacer campaña.
En los períodos de elecciones en República Dominicana se puede establecer que hay encuestas y ‘encuestas’. Encuestadoras y ‘encuestadoras’ que se dividen en por lo menos cuatro rankins: las contratadas para publicación por medios de comunicación –las de mayor tasa de credibilidad-, las que trabajan –o se les atribuye- para partidos y/o candidatos, otras que ‘aparecen’ solo en época de elecciones y las de ‘aventureros’ que merodean en el país, muchas con hasta nombres exóticos para impresionar, en busca de algún contrato para ganar unos dólares.
Oficialmente hay registradas 36 firmas encuestadoras en la Junta Central Electoral, encargada de aplicar las nomas que establecen las leyes de Partidos y de Régimen Electotral para la difusión de las encuestas. Muchas de las normas, no obstante, no se cumplen.
Hoy las expectativas de los electores, pero también y principalmente de políticos, candidatos y equipos de campaña se centra en las publicaciones de las tres grandes encuestas que, por ser contratadas por medios de comunicación se les reputa independencia y sus resultrados gozan de alta credibilidad: Gallup-Hoy, Mark Penn/Stagwell–SIN, Greenberg-Diario Libre. Las tres se espera publiquen el resultado de sus sondeos esta semana, ya que el viernes 26 es la última fecha aprobada –ocho días antes de las votaciones- para la difusión de encuestas. Mark Penn-SIN, Gallup-Hoy y Greenberg-Diario Libre han ganado fama con sus aciertos en el resultado de elecciones anteriores.
Mark Penn-SIN publicó el 20 de mayo pasado una encuesta que armó un alboroto al otorgar a Luis un 39% y a Gonzalo 37% mientras Leonel acumulaba menos de un 10%, pero con un alto 13% de indecisos. Esta encuesta reveló el repunte de Gonzalo y la baja de Luis debido a las acciones sociales del candidato oficialista con motivo de la pandemia. Sobre la Gallup-Hoy se tejieron un montón de especulaciones con versiones de que la firma había encuestado y no publicado sus resultados. Ahora se dice que Gallup-Hoy publicará esta semana el resultado de un sondeo realizado hace unos días. Greenberg-Diario Libre publicó su último sondeo en marzo de este año en relación a las municipales.
Pero están también encuestadoras que trabajan y/o se les atribuye, para los partidos y/o candidatos, entre las que se citan el Centro Económico del Cibao, que tiene contrato público con Luis, la CID-Gallup internacional, con sede en Costa Rica, que se le atribuye contratos con el Gobierno y con Gonzalo y Asisa que se dice trabaja para Leonel. Muchas otras encuestas han publicado resultados en que las puntuaciones distan mucho entre sí, colocando en unas a Luis arriba y en otras a Gonzalo, muchas veces sobrepasando la franja del 50 por ciento, obligatorio para ganar en primera vuelta. Hay tambien encuestas muy serias y precisas que trabajan para lo interno de los proyectos electorales y sus resultados son utilizados más como instrumentos de trabajo que para propaganda.
En las últimas elecciones presidenciales, 2016, -que concluyeron con un resultado de 61,6% a Danilo frente a un 34,8% de Luis- entre las encuestadoras que dieron los mas acertados resultados se citan: Grenberg-Diario Libre 60% - 37%, CID-Latinoamericana marcó 63% - 31%, Mark Penn dio 65% - 31% y Gallup-Hoy 63% - 29%, todas a favor de Medina.
¿Qué cambió el escenario?
Las encuestas mostraron a un Abinader fuerte, sobre el 40 por ciento y a Gonzalo alrededor del 22 por ciento tras el fracaso de las elecciones municipales de febrero, de cuyo aborto la oposición culpó al gobierno y el PLD, sufriendo el candidato oficialista los embates del huracán protestas populares y de críticas generado. Esto se reflejó en las restablecidas elecciones del 15 de marzo, cuando el PRM obtuvo una mayoría de los puestos municipales y Luis repuntaba en las preferencias que proyectaban ya las encuestas presidenciales.
Pero llegó la pandemia del coronavirus, o Covid-19, inmediatamente después de las municipales y la correlación de fuerzas cambió drásticamente.
Desde el primer día de las medidas del estado de emergencia y toque de queda, Gonzalo y su equipo se lanzaron a las calles a labores sociales, cara a cara, llevando alimentos, medicinas, importando insumos hospitalarios desde China con los aviones de su empresa y trayendo al país a miles de dominicanos varados en diferentes nacionaes, al ser cerradas las fronteras aéreas, marítimas y terrestre.
Mientras tanto, Luis permaneció en cuarentena en su apartamento, con su familia, y distribuyó una fotografía –calificada como un grave error por sus asesores- que lo mostraba viendo televisión, con los pies levantados sobre la mesa de la sala, lo que le provocó duras críticas, mientras Gonzalo seguía en las calles en su labor social. Leonel había hecho lo mismo que Luis dedicando su accionar a emitir declaraciones desde sus oficinas, en la Fundación Global.
Cuando los asesores de Luis lo ‘sacaron’ a las calles, ya Gonzalo le llevaba un gran tramo en la aceptación de la gente y las encuestas comenzaron a repuntarlo de manera consistente llegando a emparejar, y en algunos sondeos hasta sobrepasar, la puntuación del candidato del PRM lo que ha polarizado, de tu a tu, a Abinader y Castillo hasta este tramo final, mientras Leonel sigue por debajo de diez por ciento.
La correlación de fuerzas llegó a un punto tal que el Centro Económico del Cibao llegó a asignarle un 22.7% en abril a Gonzalo subiendo a un 35.2% en mayo, para un crecimiento de un 12.5% en menos de 20 días de diferencia. Luis había tenido el dominio absoluto del mercado electoral con un posicionamiento que lo proyectaba entre un 42% hasta un 54%, lo que lo perfilaba como seguro ganador, incluso hasta en primera vuelta. Esto había llenado de optimismo y entusiasmo al PRM y a los que propugnan por el ‘cambio’.
El tramo final
El sorpresivo giro de la última semana, en que el candidato del PRM cayó en cuarentena obligaroria por contagio del coronavirus, catapulta aún más a Gonzalo, quien ha seguido incansable la tarea que se ha impuesto en las calles con su obra social, aún por encima de críticas políticas de campaña, mientras presenta sus propuestas de gobierno en los más variopintos escenarios de la vida nacional y despliega una campaña, junto a su candidata vicepresidencial, Margarita Cedeño de Fernández, actual vicepresidenta, basada en el tema de que la gente se dedique a cuidar de su salud y de su familia que de los demás temas –el empleo, restablecer la economía, los programas de acción social- ‘nos encargamos nosotros’. El equipo de campaña de Luis continúa su propuesta sobre el lema del ‘cambio’ y la difusión de tips de su programa de gobierno, mientras el equipo de Leonel apela a la ‘experiencia’ para manejar la crisis.
De ahí, entonces, que las buenas puntuaciones que arrojan las encuestas por las acciones desplegas durante el combate de la pandemia, sitúan a Gonzalo en una muy buena posición polarizando punta a punta con Luis, aunque los analistas independientes de la política electoral nacional, insisten en que el escenario es de segunda vuelta.
Fuente: Listìn Diario

Comentarios